Longevidad en Bama, China

Bama, reconocida en todo el mundo como la tierra de los longevos, en las localidades de Rugao, provincia de Jiangsu, en Zhongxiang, Hubei; y Bama, en la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, son considerados “pueblos de longevos”. Entre sus habitantes, los centenarios superan la cifra establecida por la ONU (7,5 por cada 100.000 personas). La ciudad de Rugao posee el mayor número de centenarios del país, mientras que el distrito de Bama tiene la tasa de longevidad más alta del mundo. En Bapan, una de sus aldeas, hay siete centenarios entre 510 lugareños.
Bama-China En la última década, los investigadores chinos y extranjeros han estudiado a los residentes de Bama para tratar de averiguar la causa de su longevidad. Aspectos tales como la genética, geografía, clima, medio ambiente y la comida fueron estudiados. Los investigadores encontraron que el sol, aire, agua, los campos magnéticos y la comida son los principales causantes de su longevidad.
El Aire. El aire de Bama tiene una alta concentración de iones de oxígeno negativo. Según medidas, a lo largo del río Panyang en Bama, se encuentran más de 20.000 iones de oxígeno negativo por centímetro cúbico. En villas alrededor del río Panyang se encuentran más de 5.000 iones por centímetro cúbico, muchas veces más alto que en otras ciudades industriales y áreas rurales.

Los iones negativos pueden eliminar radicales libres de manera efectiva dentro del cuerpo humano y mantener los fluídos del cuerpo en una leve condición alcalina. Como resultado, el cuerpo se protege contra enfermedades crónicas, especialmente el cáncer.

El Agua. El agua de Bama es única. El agua es filtrada naturalmente a través de ríos y cuevas y forma cristales hexagonales bajo un campo magnético específico. El agua hexagonal se compone de seis moléculas individuales de agua que se mantienen juntas por enlaces de hidrógeno comunes. Esta agua única entra a las células fácilmente, capacitando las actividades metabólicas saludables.

Campos Magnéticos. Los expertos en medicina creen que el geomagnetismo del área es un importante factor que contribuye a la longevidad en Bama. Adecuados campos magnéticos pueden ayudar a la circulación sanguínea, reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares, aumentar la inmunidad, coordinar las ondas del cerebro y a mejorar la calidad del sueño.


La Comida. La comida producida en Bama provee no sólo los nutrientes correctos, también aporta lactobacillus, bacterias benéficas. Este es el porque los expertos en toda Asia les gusta obtener estas bacterias de Bama.

La dieta allí es baja en proteína, grasa y colesterol.
Las personas toman dos comidas al día. Algunos sólo comen una. La mayoría de los longevos en Bama consumen entre 1400 a 1500 calorías al día.
En el menú con el que las familias de Bama reciben a los visitantes no puede faltar la sopa de cáñamo, conocida como “sopa de la longevidad”. Cultivo oleaginoso, el cáñamo crece en la zona montañosa rodeada de nieblas, de cuyas semillas se extrae un aceite vegetal soluble en agua, único del mundo.

Chen Jinchao afirma que si se consume a menudo este tipo de aceite especial con alto contenido de ácido graso no saturado, puede ayudar a bajar la presión arterial y el colesterol, prevenir la esclerosis vascular y el estreñimiento.
Los de Bama prefieren el régimen vegetariano: sopa de maíz, camote, verduras y soya, con los cuales complementan la nutrición. Los centenarios sufrieron hambre cuando eran jóvenes por causas sociales. Al entrar en la etapa senil, prestan más atención a la dieta moderada y nunca comen ni beben en exceso.

Los ancianos de Rugao, en Jiangsu, sostienen el mismo principio. Suelen tomar sopas para el desayuno y la cena, de maíz, arroz glutinoso y cebada. Desde punto de vista de la medicina china tradicional, éstas benefician la función del bazo y nutren el estómago. En Rugao abundan los rábanos y sus derivados, que contienen ricas vitaminas y celulosas, lo que ayuda a desintoxicar el cuerpo. A la vez, los productos de soya proporcionan suficiente proteína a los longevos durante toda su vida. En Rugao se produce el vino de arroz que sirve como bebida preferida de los centenarios, por su valor nutritivo.

En Zhongxiang, Hubei, los centenarios consumen tres comidas al día, mezclas de carnes y vegetales. Además del arroz, gustan mucho de los alimentos silvestres, tales como el hongo oreja de madera (Auricularia auriculajudae), entre otros. La mitad de ellos tienen el hábito de beber desde la juventud, pero nunca lo hacen en exceso.

Las tres zonas se diferencian entre ellas en la forma de vivir una larga vida, pero como dicen los expertos, el ambiente natural favorable, el estado de ánimo tranquilo y la vida saludable son condiciones comunes. Los estudiosos proponen disfrutar todos los días de una vida saludable, para que, a la larga, la vida no sea simplemente un sueño.

PUBLICIDAD GOOGLE